El uso de tecnología marcará el futuro de la educación

El modelo presencial debe ser parte del concepto de aprendizaje flexible, no el regreso a la educación de la pre pandemia.

Futuro de la educación
La tecnología cambiará la educación. Imagen: tomado de Diseñado por Freepik (www.freepik.es).

OPINIÓN l POR ZYANYA BEJARANO (*)
Parece obvio pensar que después de la pandemia el futuro de la educación será otro, y que las instituciones educativas seguirán avanzando hacía un uso mayor de las nuevas tecnologías para asistir el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Sin embargo, la forma en que la pandemia ha impactado el sector educativo en América Latina ha puesto a muchas instituciones en situaciones que las están llevando a caer en la tentación de ver el regreso a la presencialidad como una opción para reducir la inversión en tecnologías educativas.

Así, algunos colegios y universidades, están volviendo a modelos tradicionales de enseñanza que ya no caben en un mundo que avanzó -en solo dos años- el desarrollo digital que habría logrado en una década.

El modelo híbrido y el futuro de la educación

El modelo híbrido o educación combinada, se respalda en una estructura tecnológica que ayuda a los profesores a organizar el contenido del curso, la comunicación y los flujos de trabajo y brinda a las instituciones educativas datos de alta calidad. La toma de decisiones basada en datos será esencial para ayudar a las instituciones a enfrentar diferentes desafíos, como la disminución de la inscripción y el cambio de la dinámica estudiantil.

Volver al modelo presencial dejando a un lado el uso de la tecnología implica un alto riesgo, especialmente cuando esto solo ampliará la brecha entre las instituciones que seguirán la tendencia mundial del modelo híbrido y online, y aquellas que dejarán estancados a sus estudiantes en la era de la pre pandemia.

Las nuevas tecnologías al rescate de la educación

A pesar de los retos que planteó la pandemia, algunos de los grandes aprendizajes que nos está dejando es que a los estudiantes hay que encontrarlos donde ellos están: en sus celulares.

Y están allí porque viven en zonas alejadas, o porque no hay computadora en casa; porque deben salir a trabajar y desplazarse, o simplemente porque el acceso a internet es más asequible que con un servicio de banda ancha fija.

Si bien es cierto que hay una brecha de conectividad en la región, según datos de la CEPAL, la penetración de banda ancha móvil en Latinoamérica al 2020 era del 70%, comparado con el 14% de penetración de la banda ancha fija.

Le invitamos a leer: Empresas, clave para acelerar el desarrollo sostenible en Centroamérica

Este dato confirma algunos de los resultados de la encuesta global de la edtech Instructure, sobre los Indicadores del éxito de los estudiantes, que revela una mayor tenencia en Latinoamérica para acceder a los cursos usando aplicaciones móviles (74% de los usuarios de LMS encuestados) comparado con el  61% en Norte América y  63% en Europa/Oriente Medio.

Las aplicaciones móviles nativas integradas a sistemas de gestión de aprendizaje en la nube fomentan el aprendizaje móvil, lo llevan más allá del aula física y abren caminos hacia una educación pensada para la accesibilidad y la inclusión.

El futuro está en desarrollar las competencias digitales de los maestros

El mayor reto que enfrentaron las instituciones educativas en América Latina durante la pandemia, no fue tanto la falta de tecnología para poder saltar al modelo en línea de emergencia, sino la carencia de competencias digitales de los docentes para poder conducir la educación en línea.

Por su parte, las instituciones que ya habían avanzado en sus procesos de transformación digital, y contaban con ecosistemas tecnológicos soportados en sistemas de gestión de aprendizaje en la nube, y contaban con docentes capacitados solo necesitaron días o semanas para migrar sus contenidos al modelo virtual para afrontar el cierre de las clases.

El despertar de nuestra región hacia el uso de nuevas tecnologías para asegurar un mejor futuro de la educación tiene que concentrar esfuerzos en apoyar y fortalecer los centros de desarrollo docente de las universidades y colegios, y poner en el centro de la estrategia digital el acompañamiento a los docentes para impulsar la innovación pedagógica de la mano de la tecnología.

(*) Zyanya Bejarano es Gerente General para América Latina de Instructure, creador de Canvas LMS (Sistema de gestión de aprendizaje, por sus siglas en inglés).

Le invitamos a leer más noticias de Facebook: @Iberonews

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí