El trabajo hibrido debe dar seguridad y continuidad a los procesos

Desde el 2020, inicio de la pandemia, son cada vez más los profesionales que laboran con la modalidad de trabajo híbrido.

trabajo híbrido
En el trabajo híbrido es fundamental atender las cambiantes necesidades de seguridad e identificación. Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

OPINIÓN / POR GUSTAVO GASSMANN (*)
Los modelos de trabajo híbrido se están convirtiendo rápidamente en la norma. Po ende, las organizaciones tienen la responsabilidad de crear un ambiente seguro para que los trabajadores regresan a las oficinas. Al mismo tiempo deben garantizar el acceso a los recursos y la protección de aquellos que trabajan de forma remota o a distancia.

Según la consultora Gartner, el 51% de todos los trabajadores del conocimiento en todo el mundo habrían estado trabajando de forma remota a finales de 2021. Se refiere a aquellos cuyas ocupaciones se basan principalmente en la generación de conocimiento. Entre ellos están escritores, contadores e ingenieros.

Pero el trabajo remoto no está estandarizado. Además, varía de una región a otra. Por este motivo, se prevé que, para este año, el 31% de los trabajadores mundiales realizarán sus actividades de esta forma. Este porcentaje que combina tanto a los trabajadores híbridos como a los totalmente remotos.

Le invitamos a leer: Los empleos del futuro en Centroamérica, ¿en manos de robots?

Aumento de la demanda del trabajo híbrido y remoto en América Latina

En América Latina las solicitudes de empleos remotos están creciendo. Cada vez más candidatos se interesan por esta forma de trabajo. Por otro lado, las organizaciones de la región se están adaptando a una fuerza laboral más dispersa. También están creando y contratando activamente a más personas para cargos remotos. El cambio se debió a que este tipo de trabajos genera nuevas oportunidades, tanto para los empleados, como para las compañías.

Por lo tanto, en el trabajo híbrido es fundamental atender las cambiantes necesidades de seguridad e identificación. La transformación deberá incluir a la fuerza laboral híbrida y a las compañías. Y tendrá que ocurrir a medida que éstas vayan adoptando la nueva forma de trabajar.

Es necesario recalibrar e implementar las estrategias y políticas de gestión de autenticación y acceso. Así, las organizaciones maximizarán la seguridad de los usuarios y la continuidad operativa. Además, se asegurarán del cumplimiento normativo en este nuevo orden híbrido.

Le invitamos a leer: Emprendedores de Guatemala te capacitan y te consiguen empleo

Protección de la empresa híbrida

Los equipos encargados de la seguridad y del funcionamiento de las instalaciones deben contemplar la implementación de tendencias de acceso físico. Es necesario que garanticen la seguridad. Esto incluye a los trabajadores y a los profesionales de la seguridad. Lo mismo a los que regresarán a la oficina que a los que trabajarán de forma remota.

Las soluciones sin contacto y las tecnologías de protección de datos permiten tener entornos presenciales robustos y seguros. Por otro lado, las soluciones de autenticación multidimensionales ocupan un lugar protagónico en las aplicaciones remotas. Estas iniciativas constituyen las últimas tendencias en acceso físico y son prácticas recomendadas para materializar el nuevo paradigma.

La pandemia ha generado un nuevo nivel de conciencia sobre la forma en que las personas interactúan con los objetos y entre sí. Esto ha aumentado de forma sostenida la demanda de soluciones de control de acceso sin contacto. Dichos dispositivos ayudan a reducir la transmisión de virus en los puntos de contacto entre humanos y objetos. De igual modo, reducen al mínimo las posibilidades de contaminación cruzada. Dichas innovaciones también son más sostenibles a largo plazo, pues reducen los desechos plásticos.

Las ventajas del trabajo híbrido

Pero en el trabajo híbrido hay más ventajas de las soluciones de control de acceso sin contacto. Una es la comodidad para los usuarios y los administradores de la seguridad. Para los primeros, su facilidad y atractivo brinda una opción adicional y comodidad. Por otro lado, para los administradores de la seguridad permite emitir y revocar credenciales digitalmente y de forma remota. Esto hace innecesarias las interacciones personales en el lugar de trabajo.

Impulsando el crecimiento del control de acceso móvil, la protección de datos ayuda a salvaguardar los datos personales y las identificaciones. Hay que tomar en cuenta que dicha información se almacena en teléfonos móviles y no en dispositivos de instalación fija. Recordemos que es más factible que ocurra el robo de identidad en estos últimos.

Esta ventaja de portabilidad permite a las personas llevar consigo su identificación digital. También elimina el suministro o intercambio de datos biométricos para acceder a edificios y portales digitales.

Le invitamos a leer: Mejores prácticas de empresas modelo a nivel mundial

Prácticas y estrategias recomendadas

Lograr un balance entre los requerimientos y las particularidades del trabajo remoto y presencial puede ser todo un desafío. A continuación, presentamos algunas consideraciones y estrategias recomendadas para proteger la empresa híbrida:

Redoble la apuesta por el desarrollo

La tecnología y la innovación no harán más que avanzar a un ritmo cada vez más vertiginoso. Más procesos migrarán a la nube y los equipos encargados de la seguridad deben estar preparados para incorporar la hiperautomatización. Esto implica actualizar la infraestructura para que brinde soporte a soluciones en la nube. Lo mismo ocurrirá en las instalaciones que no sólo sean de alta seguridad, sino que además sean ágiles y estén preparadas para el futuro.

Prepárese para la proliferación de datos

El crecimiento de la arquitectura conectada confluye en el concepto de los datos asociados. E incluyen el internet de las cosas (IOT) y los dispositivos periféricos.

En el nuevo orden mundial los datos son el nuevo petróleo. Además, el uso ágil y veloz de los datos se convertirá en el nuevo principio de diferenciación. Los teléfonos inteligentes, las identificaciones móviles y la biometría permiten un acceso ininterrumpido y fácil. Esto acelera el uso de la información digital para identificar anomalías y mejorar la interfaz de usuario. Por lo tanto, es necesario, por un lado, proteger los datos y la identificación personal de los usuarios. Y, por el otro, se debe dar respuesta a las preocupaciones sobre la confidencialidad. Esto, a medida que más empresas vayan acogiendo el modo híbrido de trabajo en el futuro.

Acceso sin contraseña

Permite el acceso a los recursos de la compañía mediante el uso de credenciales digitales de alta seguridad en lugar de contraseñas. De igual manera da opciones de seguridad avanzada para los trabajadores remotos.

Implemente nuevas estrategias de autenticación

Las compañías deben contemplar la posibilidad de implementar una solución avanzada de autenticación. Tiene que estar basada en un modelo de seguridad en el que ningún usuario, solicitud o dispositivo sea confiable hasta que se demuestre lo contrario. Así será posible implementar identificaciones seguras a gran escala y responder a la complejidad cada vez mayor que plantean la mano de obra híbrida y los retos del cumplimiento normativo.

La solución de autenticación debe estar integrada y conformada por una completa gama de elementos que satisfagan las distintas necesidades de la organización, la diversidad de poblaciones de usuarios y los diferentes casos de uso. Entre ellos están autenticadores, sistemas de gestión de credenciales, servicios de autenticación, aplicaciones cliente y certificados digitales

Le invitamos a leer más noticias de Facebook: @Iberonews

*Gustavo Gassmann es director de Ventas de la unidad de negocios PACS (Sistemas de Control de Acceso Físico) de HID Global para América Latina y el Caribe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí