La IP es crucial para las energías renovables en Centroamérica

El crecimiento de las energías renovables en Centroamérica dependerá de que los gobiernos incentiven proyectos de capital privado.

energías renovables solar eólica
El avance de las energías renovables en Centroamérica dependerá de que haya más inversión. Foto: tomada de pexels.com / Pixabay

POR HUGO SALVATIERRA
IberoNews.- Para que haya más participación de empresas privadas en la generación de electricidad con energías renovables en Centroamérica es necesario trabajar en las regulaciones y las normas de cada país, explica Alexandra Arias. Ella es experta técnica en Energías Renovables y Eficiencia Energética del Centro Regional de Energía Renovable y Eficiencia Energética (SICREEE).

Indica que Guatemala, Panamá y Honduras son los países que mejor han trabajado para incentivar este tipo de inversiones. Desde su punto de vista, han creado la regulación necesaria para lanzar los proyectos y que los interesados participen plenamente.

Por ejemplo, Honduras decidió incentivar la energía solar. Tras hacerlo, su generación pasó de 0.0 MW de capacidad instalada en 2014, a 510.8 en 2020. De hecho, este tipo de suministro ya es la tercera fuente de energías limpias en el país. Primero está la térmica (974.9MW, año 2020) y luego la hidroeléctrica (833.8 MW). Esto, de acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El organismo regional indica que los países del Istmo y República Dominicana ha aumentado la participación privada en la puesta en marcha de capacidad instalada de energía. En 2011 era de 1,036.4 MW (63.8% del total), cifra que en 2020 alcanzó los 2,250.1 (79.9% del total).

Le invitamos a leer: Centroamérica apuesta por la reforestación y las energías limpias

Los privados avanzan en las energías renovables en Centroamérica

En el caso de las energías renovables en Centroamérica, Arias explica que hace muchos años la producción era básicamente una actividad del Estado. Pero ahonda que eso ya ha ido cambiando, incluso en sitios como Costa Rica.

“En cada país hay una serie de proyectos que ya tienen la parte ambiental aprobada, que ya están los estudios de factibilidad. Y las organizaciones han hecho esas propuestas y están en busca de financiamiento para esos productos”, cita.

Desde su punto de vista, la eólica y la solar son las más atractivas para las empresas. Opina que en lugares como Honduras y El Salvador esto se debe a que ha habido promoción y una serie de incentivos por parte de los gobiernos.

Como nuestra de lo que ocurre, en febrero del año pasado entró en operaciones la planta fotovoltaica Penonomé, ubicada en Panamá. Propiedad de la empresa española Avanzalia Solar, con sus 120 MW de potencia se convirtió en la instalación en su tipo más grande de Centroamérica.

Le invitamos a leer: Empresas, clave para acelerar el desarrollo sostenible en Centroamérica

El camino de la electricidad verde

De acuerdo con Arias, el avance de las energías renovables en Centroamérica dependerá de que haya más inversión. Desde su análisis, los países ya están listos e incluso cada uno de ellos tiene definidos los porcentajes de “renovabilidad” que quieren alcanzar cada año.

Por ende, piensa que para los próximos cinco años la región afrontará dos grandes retos. El primero es lograr financiamiento. Y el segundo, la generación de acuerdos entre las organizaciones nacionales y las de América Latina y del mundo, para seguir impulsando los proyectos de energías limpias.

Otro tema importante será el aumento de las subastas de proyectos. Esto permitirá alcanzar precios muy adecuados para las obras de energías renovables.

Y finalmente, habrá que hacer énfasis en el impuso de la participación público-privada.

Le invitamos a leer más noticias de IberoNews en Facebook: @Iberonews

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí