Elecciones en Honduras: ¿Qué se puede esperar de los aspirantes actuales?

Las elecciones presidenciales en Honduras serán el domingo 28 de noviembre. Xiomara Castro del partido Libertad y Refundación y Nasry Asfura, del Partido Nacional, lideran las encuestas para llegar al poder.

Xiomara Castro, del partido Libertad y Refundación
Xiomara Castro durante su campaña electoral en Honduras. Foto: Cuenta oficial en Twitter de Xiomara Castro

Honduras.- El próximo domingo 28 de noviembre se realizarán las elecciones generales en Honduras. Se espera que alrededor de 5.3 millones de hondureños se acerquen a las urnas para emitir su sufragio y elegir a su nuevo mandatario para los próximos cuatro años.

A pesar de la crisis política que se ha vivido durante el gobierno del actual presidente, Juan Orlando Hernández, quien ha sido señalado de actos de corrupción y narcotráfico, los votantes tienen altas expectativas sobre los próximos comicios, los cuales esperan que se desarrollen en un ambiente de paz y, sobre todo, de respeto al voto.

La población hondureña requiere de acciones pertinentes por parte de las nuevas autoridades en búsqueda de las principales necesidades ciudadanas: Generación de más empleos, lucha contra la desigualdad y la corrupción, y medidas severas para evitar las migraciones.

Por aparte, también serán electos 128 diputados al Congreso y a sus respectivos suplentes, 20 diputados al Parlamento centroamericano, alcaldes, vicealcaldes municipales, junto a 2092 regidores.

Las propuestas de Castro, Asfura y Rosenthal

Para lograr ese cambio que tanto necesita, el país centroamericano deberá de terminar con la hegemonía del Partido Nacional de Honduras (PNH), el cual ha gobernado durante los últimos tres períodos.

“Las encuestas dicen que las preferencias electorales se están centrando nada más en tres partidos: Libre (Libertad y Refundación), Nacional y Liberal”, fue lo manifestado por el analista Julio Navarro a la agencia de noticias EFE.

A Xiomara Castro (Libre), Nasry Asfura (Partido Nacional) le sigue Yani Rosenthal (Partido Liberal).

Según los medios de comunicación de aquel país, Castro, de ganar las elecciones, impulsará la readecuación de la deuda externa e interna de unos 13 mil millones de dólares; además, establecerá relaciones con China y despenalizará el aborto en los casos de violación, riesgo para la vida de la madre y malformación del feto.

Sobre Asfura la opinión pública valora el trabajo incansable que ha hecho, especialmente en temas de infraestructura, sin embargo, consideran que está en deuda con la parte social.

Su programa de Gobierno tiene como principales aristas “sacar adelante a los que realmente empujan a Honduras: Emprendedores, micro pequeñas, medianas empresas, trabajadores de todos los sectores, empleados y empleadores”.

Mientras que Rosenthal tiene como objetivos “diseñar créditos para productos de agro exportación, promover a Honduras como el nuevo centro de operaciones de manufactura de las Américas; así mismo, darles a las escuelas y hospitales un 3.2% extra del Producto Interno Bruto (PIB)”.

Otra de las propuestas de los partidos en contienda, de llegar al poder, es solicitar la creación de una Comisión Internacional para el Combate de la Impunidad y Corrupción en Honduras (CICIH) a las Naciones Unidas o la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Sin embargo, varios analistas políticos coinciden en que no importando qué partido gane las elecciones e inicie su mandato el próximo 27 de enero de 2022, será un Gobierno bastante débil “por la falta de una oposición consolidada», de acuerdo al Diario La Prensa.

Castro lidera las encuestas

La candidata presidencial de izquierda, Xiomara Castro, del Partido Libre, se coloca 17 puntos arriba del representante del Partido del Gobierno actual, Nasry Asfura.

Castro, de 62 años, se sitúa con un 38% sobre el candidato del oficialismo, quien suma un 21% en una encuesta realizada por el Centro de Estudios para la Democracia (CESPAD) entre el 12 y 20 de octubre a 1,726 personas en los 18 departamentos del país centroamericano.

Pero un sondeo de la empresa CID Gallup, que se dedica a la investigación de mercados y a la realización de encuestas de opinión pública, Asfura se ubica por delante de Castro con un 21% frente a un 18%, mismo porcentaje para Salvador Nasralla, del Partido Salvador de Honduras, quien decidió retirarse de la contienda por no estar de acuerdo con la aprobación de las reformas a la Ley Electoral.

Votar es un derecho y una obligación. El destino de Honduras por los próximos cuatro años está en las manos de sus ciudadanos, quienes deberán de abocarse a los centros de votación el último domingo de noviembre y ejercer un sufragio de manera responsable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí