Lecciones de la serie «El Juego del Calamar», aplicado en negocios

El filme, que es originario de Corea del Sur, es una combinación de suspenso y drama de convivencia y en todo momento logró mantener el interés de miles de jóvenes y adultos, que con mucha atención disfrutaron cada uno de sus nueve capítulos.

El impacto que causó la serie de Netflix el Juego del Calamar
Una de las tomas de la serie del Juego del Calamar. Foto: Netflix

Latinoamérica.- Sin dudas, la serie de Netflix “El Juego del Calamar” ha dejado mucho de qué hablar en las principales plataformas digitales desde el pasado 17 de septiembre, fecha en la que ya pudo verse alrededor de todo el mundo.

El filme, que es originario de Corea del Sur, es una combinación de suspenso y drama de convivencia y en todo momento logró mantener el interés de miles de jóvenes y adultos, que con mucha atención disfrutaron cada uno de sus nueve capítulos.

La serie se trata de un concurso en el que participan un total de 456 jugadores, quienes tienen como característica principal estar endeudados y tener la necesidad de ganar los 45 mil millones de wones que habían en el pozo.

Para ello deben de participar en una serie de juegos infantiles, los cuales, si pierden, tienen consecuencias fatales y que hace que cada uno de los competidores se replantee seguir en la contienda y arriesgar su vida, o bien declinar, pero no obtener el beneficio económico deseado.

De acuerdo a lo que se ha informado en las redes sociales de Netflix, “El Juego del Calamar” se ha convertido en la serie más vista de la historia de dicha plataforma de streaming, con más de 111 millones de espectadores a nivel global en menos de un mes.

Lecciones para ser tomadas en cuenta

Conocer a cabalidad las reglas del juego siempre será importante para salir triunfador, pero, ante todo, saber identificar el problema dará la pauta del camino que se debe seguir.

A continuación, se detallarán una serie de lecciones que dejó “El Juego del Calamar” y que fácilmente pueden ser empleadas en el mundo de los negocios y así lograr los resultados deseados.

  • Conocer cuáles son las motivaciones de los participantes: En el juego los organizadores conocen qué es lo que hará que cada uno de los participantes den el sí para ser parte del mismo; en este caso era su urgencia por conseguir dinero y saldar sus deudas.

Algo que resulta básico es conocer qué motiva a un consumidor a desplazarse hacia lo que desea.

  • Saber cuáles son las reglas del juego: Una de las grandes lecciones que dejó “El Juego del Calamar” en sus seguidores, es lo determinante que es saber cuáles son las reglas de un juego, en especial, cuando hay tantos interesados de por medio y en las conversaciones existen sentimientos de miedo, emociones y dudas.

Cuando se inicia una negociación, los involucrados expondrán qué es lo que desean obtener; para ello establecerán reglas que bajo ninguna circunstancia se deberán romper. Una vez haya un acuerdo, todo será más fácil de llevar para ese objetivo que se busca.

  • Centrarse con el problema: En un alto porcentaje algo que ayudará a combatir un problema, será tenerlo plenamente identificado; si eso no ocurre dará la oportunidad a divagar y hasta a perder el tiempo, algo que nadie desea, mucho menos en el mundo de los negocios.

En el “Juego del Calamar” el problema real es la pobreza extrema en la que viven todos los participantes y que los motiva a querer arriesgar su vida con tal de ir superando cada una de las pruebas que hay.

A partir de ese momento es donde la comunicación juega un rol determinante en la construcción de los negocios.

La serie “El Juego del Calamar” resulta siendo una guía para que los propietarios de las empresas le saquen provecho y motiven a sus colaboradores a concretar esas negociaciones que los pueden diferenciar de otras organizaciones que se dediquen a la misma actividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí