Metas en 2022 ¿cómo establecerlas y darles seguimiento?

El sector empresarial luce optimista con miras al 2022, donde buscará su recuperación económica después de los años tan complejos que se han vivido por la pandemia del COVID-19.

Las metas que las empresas se ponen para el 2022
Imagen de varios edificios empresariales. Foto: Creative Commons

Latinoamérica. – Un nuevo año está llegando a su fin. Este 2021 ha dejado aspectos positivos y negativos para el sector empresarial. Las empresas ya han venido trabajando en definir sus metas para el 2022, donde buscarán mejorar sus resultados tras casi dos años de pandemia.

De acuerdo al Plan Estratégico de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), «la pandemia y las medidas que ha sido necesario adoptar para para superarla han afectado la demanda y la oferta en la economía (…) Dando lugar a una recisión mundial mundial».

Es importante que las organizaciones elaboren una planeación estratégica y definan qué propósitos desean alcanzar, así como establecer qué actividades realizarán para la consecución de las mismas.

Antes de elaborar el plan, se debe entender que estrategia no es el “cómo se va a hacer”, sino no el “qué se quiere lograr”.

Uno de los errores más comunes que las compañías comenten es esperar el inicio de cada año para planificar. Lo mejor es anticiparse, que los jefes de cada área se reúnan con sus equipos y definan qué se quiere alcanzar.

Tampoco se debe caer en diseñar planes complejos y muy elaborados. La opción más viable será que los superiores le comuniquen a sus colabores sus ideas para que se entienda y se ejecute.

Las empresas tienen grandes retos para el 2022, año al que se le comienza a llamar el «post pandemia». Foto: Creative Commons

Establecer metas

Uno de los principales pasos que las compañías deben dar es definir las metas que quieren lograr a corto, mediano y largo plazo. Esto ayudará a definir las estrategias que se tienen que implementar y si las decisiones que se están tomando son las correctas.

Las metas son la base de todo negocio y sirven para asegurar que el mismo sea rentable.

A continuación, se definirán cuáles son los principales metas que una empresa se debe trazar:

  • Específicas: Es decir, que sean concretas. Si no se es capaz de concretar la meta, difícilmente se podrá alcanzar.
  • Medible: Se debe establecer con una visión que sea medible y realista.
  • Alcanzable: Un objetivo se define como un reto ambicioso, donde se busca un logro por medio de una estrategia que previamente se ha definido. Por lo tanto, debe de ser alcanzable con cada acción que se implementará.
  • Límite de tiempo: Las metas tienen que ser claras, concisas y conseguirse en un tiempo ya definido.

Cómo darles seguimiento a las metas

En el momento en que el plan se ponga en marcha, los pequeños resultados que se vayan consiguiendo permitirán evaluar qué tan bien se están cumpliendo los objetivos.

Es recomendable que los objetivos se evalúen periódicamente por medio de informes donde se anote los pequeños logros obtenidos y las dificultades por las que se ha pasado.

Esto ayudará a que, sobre la marcha, se hagan los ajustes necesarios y de esa manera que la consecución de las metas u objetivos sea toda una realidad para el bien de la compañía.

Todos los equipos deben de estar involucrados en el seguimiento de las metas. Todos los trabajadores necesitan tener una comprensión clara de lo que se espera, así como el plazo que se tiene para cumplir con sus obligaciones.

Fuentes consultadas

  • Plan Estratégico de la Organización Mundial del Trabajo (OIT)
  • El sitio Grid Digital Solutions

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí