Las razones por las que el comercio en Centroamérica debe evolucionar

Los países de Centroamérica requieren trabajar más en la integración de su comercio, pero también en una logística más sostenible que le dé viabilidad, aseguran expertos.

Comercio en Centroamérica
El comercio en la región debe ser más sostenible. Imagen: tomado de Diseñado por Freepik (www.freepik.es).

POR EVA ZAMORA TÉLLEZ
IberoNews-. Para entender el escenario que enfrentarán las empresas de la región relacionadas al comercio exterior en 2022, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dio a conocer su informe Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2021.

En él, se señala que Latinoamérica podría alcanzar un incremento de 25% en el valor de las exportaciones de bienes al terminar el año, derivado del incremento de 17% en los precios de exportación y del crecimiento de 8% del volumen exportado.

No obstante, es Sudamérica quien se verá beneficiado de la exportación y alza de precios de sus materias primas (34%), las cuales siguen atendiendo a uno de los principales socios comerciales del mercado asiático: China.

De igual forma, Centroamérica presentará un comportamiento parecido al de México con la exportación de productos manufactureros. Es decir, un crecimiento de 10% en el valor de exportaciones de bienes, lo que representará el impulso necesario para mantener a flote el comercio internacional de la región.

Los desafíos de la economía circular exportadora

De acuerdo con la portavoz de la Cepal, Alicia Bárcena, esta situación debe llamar a la reflexión sobre la urgencia de profundizar la integración económica regional. «Avanzar hacia un mercado regional integrado es indispensable no solo para generar escalas eficientes de producción y promover procesos de diversificación productiva y exportadora, sino también para alcanzar una mayor autonomía en sectores estratégicos.

Paulina Aguilar, Cofundadora y Country Director de Mundi en México, comentó que una alternativa que puede coadyuvar al crecimiento de las empresas y todo el mercado latinoamericano es el esquema de nearshoring, que no solo permite reducir el tiempo logístico, sino que ofrece mayor visibilidad de los procesos productivos al estar más cerca de la operación, usos horarios equivalentes, así como un mejor entendimiento de los entornos de negocios.

Aunado a ello, el reporte de la Cepal destaca que, si bien la pandemia provocó una importante pérdida de la capacidad exportadora en la región, los jugadores que más resultaron afectados son las pequeñas y medias empresas (PyMEs), a causa de la caída del comercio intrarregional desde 2019.

Afectaciones de la poca integración regional

El estudio “Impacto económico de la pandemia COVID-19 en las MiPyMES de Centroamérica”, destaca que 45.8% de las empresas encuestadas tuvo un registro negativo en su facturación al exterior y con ello vieron afectada el número de países de destino (38.1%).

Al respecto, especialistas de Mundi señalan que este resultado es, entre otros factores, a causa de las restricciones en el movimiento de personas en empresas y países.

Consecuencias como la reducción en la oferta de productos por el cierre de fábricas y el aumento en la demanda de electrodomésticos, artículos para el hogar, sistemas de cómputo, entre otros, han provocado una crisis global en la cadena de suministro.

Esto explica, en buena medida, que los envíos presenten retrasos y los costos logísticos se hayan disparado entre 50% y 200% ante la subida de precios en los contenedores. Por si fuera poco, también a la falta de liquidez para seguir operando ha afectado.

“Las empresas que sean más ágiles y las que mejor se adapten al nuevo entorno de negocios serán las que sobrevivan, y esto también pasa por la forma en que resuelvan problemas de liquidez. Los modelos tradicionales de financiamiento no encajan con la realidad actual de las compañías, sobre todo de las PyMES, que van resolviendo según las necesidades y proyectos que se les presentan”, asegura Paulina Aguilar.

Le invitamos a leer: Costa Rica y Panamá son los líderes de la digitalización en Centroamérica

Alternativas de liquidez a la vista en comercio exterior

En el caso del factoraje, este es una alternativa conveniente para las MiPyMES, ya que comercializan sus cuentas por cobrar; es decir, venden sus facturas a una institución financiera, obteniendo efectivo de forma inmediata, para de esta forma continuar sus operaciones.

La especialista de Mundi considera que estamos en un momento histórico donde la ecología se ha convertido en un tema importante dentro de muchos rubros. En el sector de exportaciones y logística no será la excepción, pues las empresas también están apostando por este modelo.

“La temática verde, que antes se trataba de forma superficial, ahora es una importante realidad. Así que tenemos a las distintas compañías del mercado, distribuidoras y exportadoras, apostando por métodos más económicos y que permitan la reducción del consumo, así como de emisiones”, comentó.

Algunas estrategias en este sentido son:

  1. Diseñar, crear o adquirir flotas de vehículos sostenibles.
  2. Packagings biodegradables.
  3. Softwares especializados en optimización de rutas de transporte.

Paulina Aguilar finaliza señalando que, si bien estas tendencias vienen presentándose de años atrás, y con mayor firmeza desde que se suscribieron los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 a cargo de las Naciones Unidad, parece indicar que esto se mantendrá dentro de las tendencias en logística para la región en 2022.

Le invitamos a leer más noticias de Facebook: @Iberonews

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí