¿Qué está pasando en Israel?

El ataque de Hamás a Israel en octubre fue uno de los más significativos en décadas, iniciando una guerra en Israel.

guerra-israel
Se han registrado alrededor de 800 personas fallecidas. | Fuente: Cortesía

La invasión de Hamás a Israel, el 7 de octubre, constituyó uno de los ataques más significativos desde la Guerra de Yom Kipur, hace medio siglo. La organización terrorista lanzó una ofensiva por tierra, mar y aire, empleando miles de misiles contra Israel. Muchos lo catalogan como una guerra.

El ejército israelí informó que alrededor de mil combatientes de Hamás ingresaron a las ciudades fronterizas del sur de Israel, utilizando motocicletas, automóviles, planeadores motorizados y a pie. En estas áreas, atacaron a civiles, ingresaron a viviendas y secuestraron y asesinaron a soldados y civiles.

¿Cuántas víctimas hubo?

Según cifras preliminares oficiales, más de 800 personas murieron en el lado israelí y más de dos mil 100 resultaron heridas. En el lado palestino, 680 personas fallecieron y tres mil 700 resultaron heridas debido a los bombardeos del ejército israelí en la Franja de Gaza, según autoridades locales.

¿Qué paso en un festival de música?

Mientras que cientos de jóvenes disfrutaban de la música durante un festival celebrado cerca de la franja de Gaza, unos 50 terroristas de Hamás irrumpieron la actividad con tiros desde el aire y en vehículos. Muchas familias aún buscan a sus seres queridos. El servicio de rescate israelí Zaka encontró 260 cuerpos en el lugar del festival, cerca de la Franja de Gaza. Videos difundidos en redes sociales y medios de comunicación muestran a personas que asistían al evento escondiéndose en huertos cercanos o huyendo de los disparos.

¿En qué se diferencia este ataque de los anteriores?

Lo excepcional es que Hamás hayan entrado tan profundamente en Israel. “Los combatientes de Hamás fueron casa por casa tomando rehenes”, según Zaha Hassan, abogada de derechos humanos del Carnegie Endowment for International Peace. Esta táctica marca una nueva dimensión, ya que por lo general Hamás atrae a las tropas israelíes a la Franja de Gaza para entablar combates.

Además, Israel fue sorprendido por la magnitud del ataque. El exjefe del Consejo de Seguridad Nacional de Israel, Giora Eiland, indicó que Israel quedó “completamente sorprendido por el ataque tan bien coordinado”. La abogada de derechos humanos considera que los servicios de inteligencia israelíes “fracasaron por completo”.

¿Dónde estaba el ejército israelí?

Por lo general, la población recibe advertencias sobre ataques militares por parte de los servicios de protección militar de Israel. Muriel Asseburg, experta en Oriente Próximo del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad, atribuye la falta de medidas de seguridad en este ataque a la atención del gobierno israelí en Cisjordania, que Israel ocupó. Otros creen que la creciente división política en el país podría haber influido en el momento del ataque.

La reacción de Israel ha sido enérgica tras el ataque de Hamás. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció represalias y declaró el estado de guerra el ocho de octubre, ordenando la movilización de 300 mil reservistas. Advirtió que las fuerzas armadas israelíes “destruirían” las capacidades militares y políticas de Hamás y que Israel enfrentaría una “guerra larga y difícil”.

El gobierno israelí también decretó el cierre total de la Franja de Gaza. El ministro de Defensa israelí, Joav Galant, afirmó que no proporcionarían electricidad, alimentos ni combustible a ese territorio.

Lee también: ¿Qué beneficios traerá el TLC de Guatemala e Israel?

Este ataque de Hamás ha desencadenado un debate sobre la financiación del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS). La Unión Europea (UE) anunció la congelación de toda la ayuda a los territorios palestinos, y Alemania, como segundo mayor donante después de Estados Unidos, está revisando completamente su ayuda. Austria también suspendió sus pagos.

En la Franja de Gaza, donde viven 2.3 millones de palestinos en condiciones precarias, el 80% de la población depende de la ayuda internacional. Gaza ha estado clasificada como “territorio hostil” por Israel desde que Hamás tomó el poder en 2007, lo que ha llevado al aislamiento de la región. La falta de electricidad, agua potable y recursos básicos es un problema constante para los habitantes de Gaza. A pesar del llamado del primer ministro israelí para que la población abandone la zona, el bloqueo impuesto dificulta significativamente cualquier evacuación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here